La vereda La Morena está ubicada en el municipio de Bugalagrande, a estas tierras en el año 1999, llegó el bloque Calima de las Autodefensas y sus pobladores tuvieron que desplazarse. Estas víctimas, luego de este éxodo, presentaron en 2014 ante la Unidad de Restitución de Tierras las solicitudes para recuperar sus predios y en el 2015 obtuvieron la sentencia que les devolvió los derechos sobre la tierra.

La Unidad le apuesta a una restitución que tenga un efecto trasformador en la vida de quienes recuperan la tierra, por esta razón, en Bugalagrande se realizó la implementación de un proyecto productivo de café y promovió la creación de la Asociación Agropecuaria La Morena.

fruto-de-la-restitucion-del-valle-llega-a-estados-unidos-y-europa-01

La Agencia de Cooperación Japonesa (JICA) y la Unidad de Restitución de Tierras firmaron un convenio para que las comunidades restituidas adopten prácticas sostenibles y amigables con el medio ambiente. Con esta iniciativa llegó JICA a Bugalagrande y se descubrió que uno de los principales sobrecostos de los campesinos en su proceso de producción son los abonos y los fungicidas químicos. Entonces, entre todos, crearon un modelo innovador para hacer la transición hacia una agricultura orgánica y nació la idea de crear una biofábrica de procesamiento de abonos orgánicos.

El proyecto inició con unos cuantos restituidos y no restituidos; al poco tiempo, se integraron 44 familias. María del Pilar Espinel, una de las beneficiarias y gran líder de esta vereda, cedió un predio en comodato durante 20 años para este proyecto; la alcaldía de Bugalagrande ayudó a nivelar el terreno; y, entre todos, construyeron la planta.

fruto-de-la-restitucion-del-valle-llega-a-estados-unidos-y-europa-02

Hoy en La Morena se producen cerca de nueve bioinsumos: bocashi, microorganismos, multimineral, gallinaza liquida, controlador de enfermedades, controlador de plagas, engruese y abono orgánico. Cuando se dieron las primeras producciones, los bioinsumos solo eran usados para sus propias cosechas, en especial para su café Galicia que gracias a este proceso es 100% orgánico. En la actualidad los bioinsumos son comercializados con varios productores de la zona y están buscando nuevos mercados.

Por su parte, Sandra Niño, directora Territorial de Unidad de Restitución sede Valle del Cauca indicó: “es un gran orgullo ver como nuestros beneficiarios están transformando sus vidas a través de sus proyectos productivos, sus frutos están traspasando fronteras, aún en medio de las circunstancias adversas que atravesamos por la enfermedad COVID-19; y lo más importante es que están siendo inspectores del medio ambiente y constructores de una cultura orgánica que permite la sostenibilidad ambiental”. Así, la Unidad acompaña estos proyectos productivos transformadores que incentivan la asociatividad y permiten mejorar la calidad de vida de comunidades y que, además, son amigables con el ambiente.

La Asociación La Morena que con su marca Café Galicia logró exportar sus primeras 150 libras a Estados Unidos y otros 1.000 kilos a Francia. Su objetivo es crecer y consolidarse en materia de exportaciones con su apuesta por una agricultura 100% orgánica.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here